27-04-2015

Abril 2015 – Softline Internacional, una empresa líder a nivel mundial que brinda soluciones de software y hardware, otorga Asesoramiento Técnico, Comercial y Servicios de Consultoría y Soporte, asesoró a una multinacional como KFC a fin de que esta compañía de comida rápida logre un mayor dinamismo en el uso de su información y genere un menor gasto en las comunicaciones telefónicas.

Dado que KFC, una de las cadenas de comida rápida de pollo frito más grande del mundo, sufría importantes problemas de compatibilidad con las diferentes versiones del sistema operativo y las herramientas de ofimática; del elevado gasto que tenía en comunicaciones telefónicas y del alto costo de mantenimiento que pagaba por alojar la información en determinados file servers; SL International recomendó la utilización de Office 365 y su suite de servicios a fin de optimizar el rendimiento, lograr jornadas laborales más eficientes y reducir gastos.

Comenzar a utilizar una herramienta como Lync permitió que se mejorará considerablemente la comunicación y abarató los costos telefónicos. Asimismo, el almacenamiento de los datos con One Drive logró reducir los gastos del departamento de tecnología de la información, puesto que se migraron los correos electrónicos a la Nube de manera sencilla a través de Exchange Online.

Los buenos resultados logrados por KFC generaron que ya se haya estipulado que próximamente se comience a utilizar Windows Azure para trasladar algunos servicios de su data center actual al Cloud, lo que reducirá considerablemente su carga financiera, dado que este servicio proporciona estabilidad y seguridad, gracias a la georedundancia que Microsoft provee a nivel mundial.

“Microsoft Azure es una plataforma Cloud abierta y flexible que le permite construir rápidamente, implementar y administrar aplicaciones a través de una red global de centros de datos gestionados por Microsoft. La flexibilidad de estos servicios permiten a las empresas ahorro de costos y administración de espacio y servidores muy flexibles”, ratificó Martín Rafaelli, Microsoft Business Unit Manager