Softline Argentina celebra el crecimiento alcanzado en el último año inaugurando nuevas oficinas y sumando profesionales a su staff. El negocio de la compañía en el mercado local crece sostenidamente y en los últimos doce meses ha experimentado un notable incremento en sus actividades y prácticamente duplicado el número de empleados.

Saladino: sumamos la venta de hardware para darle a nuestros clientes una solución de IT completaEn las nuevas y amplias oficinas del microcentro porteño, Jorge Saladino, gerente general de Softline Argentina, repasó la historia de la empresa, comentó su actualidad y haciendo referencia a los desafíos destacó: “Nuestro objetivo es proveer soluciones globales de IT, ser el socio tecnológico de nuestros clientes. Con ellos generamos relaciones a largo plazo”.

En Argentina, son más de 40 los profesionales que integran el staff y para finales de 2014 prevén llegar al medio centenar. En el último año fiscal (abril 2013 – marzo 2014) las ventas locales ascendieron a 16 millones de dólares y el crecimiento hizo que en el primer semestre de 2014 (abril-septiembre) ya hayan alcanzado los 20 millones de dólares.

Hoy, son cuatro las grandes áreas de negocio: Software (el negocio original de la empresa) ; Servicios; Cloud: pública, privada e híbrida y Hardware, unidad incorporada a partir de abril de 2014 con el propósito de llegar a sus clientes con una oferta productos y servicios.

A nivel global, Softline tiene presencia en 27 países, más de 70 ciudades y un staff de más de 2.800 empleados. La compañía que inició sus actividades en 1993 centrando su negocio en el software y la comercialización de licencias fue adaptando su modelo y estrategia de negocio acorde a los requerimientos del mercado y sus tendencias.

El crecimiento en Argentina acompaña el avance en Latinoamérica (región conformada por Argentina, Chile, Perú, Colombia, Venezuela, Costa Rica y recientemente Brasil) que representa un porcentaje cercano al 7% del negocio global. En el último año, Softline faturó 950 millones de dólares y la meta para 2017 es alcanzar los 2.000 millones.

Si bien en sus inicios el gran partner tecnológico fue Microsoft, han diversificado su oferta sumando players como SAP, IBM, Symantec, Adobe, Autodesk y VMWare, entre otros. Softline se define como una empresa multimarca dedicada a atender los requerimiento se los clientes para proponerles una solución de principio a fin a sus necesidades.

Para 2017, el desafío es lograr que el 50% de los ingresos provenga de los servicios. Para Softline, los nuevos cuatro desafíos son ser una compañía global, estar en constante innovación, brindar una amplia oferta cloud y llegar a ser una empresa pública.