Microsoft ha dado a conocer  su nueva división internacional, Microsoft Sports, centrada en la Industria Deportiva que tiene como objetivo trasladar a este mundo las ventajas de la tecnología más innovadora de la compañía. La tecnológica quiere mejorar así la experiencia de clubes, federaciones y aficionados y maximizar la cadena de valor del deporte.

Microsoft Sports ofrecerá a las instituciones relativas al mundo del deporte las herramientas necesarias para gestionar su negocio de la mejor forma posible y perfeccionar el rendimiento de los deportistas gracias a la tecnología más novedosa.

La compañía también ayudará a las instituciones a revolucionar la forma en la que los aficionados se relacionan con los clubes, federaciones y deportistas. A través de su plataforma tecnológica, los aficionados podrán visualizar y consumir el contenido multimedia dónde y cuándo deseen, pero también crearlo y compartirlo con sus amigos a través de redes sociales y otros canales digitales a través de cualquier dispositivos.

El encargado de dirigir esta nueva división es Sebastián Lancestremère, quien ha ocupado en los últimos años diferentes cargos de responsabilidad dentro de la compañía. “A través de las herramientas, servicios y dispositivos de Microsoft ofreceremos soluciones destinadas a transformar la relación entre los aficionados y su verdadera pasión: el deporte”, ha explicado Lancestremère.

La primera de las colaboraciones con Microsoft Sports en nuestro país vendrá de la mano de uno de los mayores clubes de fútbol del mundo, el Real Madrid. Esta alianza está dirigida a transformar digitalmente a la institución a través de la tecnología. Gracias al acuerdo, Microsoft dará acesso a los socios y seguidores del club a servicios digitales en cualquier momento, desde cualquier lugar y a través de múltiples dispositivos.

Fuera de nuestras fornteras, Microsoft ya cuenta con una amplia experiencia en la industria deportiva a través de numerosos acuerdos clave con entidades como la NFL, con los Juegos Europeos Special Olympics o el equipo Lotus F1. Además, gracias a los servicios en la nube de Microsoft, espectadores de todo el mundo pudieron disfrutar de los Juegos Olímpicos.

Con Microsoft Sports, la compañía se convierte en un actor predominante en la industria deportiva, un sector en continua evolución y un mercado que mueve a día de hoy 1,5 billones de dólares en todo el mundo.